Alcalá de Los Gazules

Alcalá de los Gazules es una ciudad de la provincia de Cádiz, Andalucía, España.

Es conjunto histórico-artístico desde el año 1984.

Se encuentra dentro del Parque Natural de Los Alcornocales y su historia se remonta a lo más antiguo. La primera población estable es del año 189 a. C. y su nombre lo obtuvo de la conquista musulmana, cuando la población pasó a llamarse Qalat at Yazula, o 'Castillo de los Gazules'.

Sus principales fuentes de ingresos son el turismo y la agricultura

Alcalá está situada en la ruta del toro

Tiene unos 6.000 habitantes aproximadamente

Altitud 165 msnm

En el centro de la provincia de Cádiz, en la comarca de la Janda y enclavada en un espacio natuaral espectacular como es el Parque Natural de los Alcornocales se encuentra Alcalá de los Gazules, una ciudad de belleza incomparable que puede presumir de poseer los rasgos de identidad más peculiares de las tierras del Sur; la arquitectura, el trazado estrecho y empinado de sus calles, sus generosas y luminosas plazas

Numerosos vestigios demuestran la presencia humana en la zona desde el Paleolítico, como los grabados rupestres del yacimiento de la Laja de los Hierros. A las afueras de la ciudad, en el yacimiento de la Mesa del Esparragal, se localizan los restos de la Torre Lascutana, visigoda y construida con restos romanos, en la que se encontró el Bronce de Lascuta, la primera inscripción romana de España que se expone actualmente en el Museo del Louvre en París; los depósitos romanos de la Salada; y los restos del puente romano situado sobre el río Barbate.

Iglesia de San Jorge-Casa de Cabildo

Iglesia Santo Domingo

Convento -Santa Clara

Las Peñas

Son rocas ígneas (de fuego), se formaron por el enfriamiento de las lavas de un volcán, (ofitas) son las únicas que hay en la provincia de Cádiz, tienen más de 200 millones de años

Iglesia de La Victoria

Castillo-Torre del Homenaje

Depósitos-Romanos

Santuario de Nuestra Señora de Los Santos

Situada a unos escasos cinco kilómetros del casco urbano de Alcalá de los Gazules, se encuentra la Ermita-Santuario de Nuestra Señora de los Santos.

El santuario primitivo puede ser del siglo XIV, aunque a partir de entonces ha sido sucesivamente reformado y ampliado. Si bien la estructura actual es del siglo XVIII.

El camarín fue realizado por el maestro albañil Pedro José Iglesias, según carta notarial de 24 de octubre de 1769.

De las paredes del santuario cuelgan todas las gracias que los fieles de la Virgen han ido dejando allí, como signo de acción de gracias por alguna petición cumplida por la Señora. La devoción a la Virgen data de la histórica Batalla del Salado, en la que los alcalaínos pidieron protección a Nuestra Señora de los Santos, para que intercediera por ellos.